Alguna vez vio una raya en un acuario? Qué tal sería alimentar y  nadar con docenas de ellas? El banco de arena "Stingray City" es una de las más famosas atracciones de las Cayman Islands y está categorizado como una actividad que debe ser realizada si o si. Stingray City es el hogar donde una gran cantidad de rayas viven en su hábitat natural cerca de las orillas.

Las rayas comenzaron a visitar el área cuando los pescadores solían limpiar su pesca en los bancos de arena poco profundos de la zona, las rayas dejaron de lado su típico y natural comportamiento tímido para darse un verdadero festín con alimento gratuito y accesible. Pronto las rayas comenzaron a asociar el sonido del motor del barco con comida y así progresivamente se fue transformando en la excursión número uno de las Cayman Islands.

Hoy, "Stingray City" está a su alcance. La excursión se puede realizar a través de tours programados, alquilando un bote o en jet ski. La mayoría de las empresas a cargo de la actividad, lo pasan a buscar por el hotel y luego los llevan de vuelta. Hay salidas en muchos horarios y embarcaciones para todos los gustos (más ruidosas, más íntimas, a vela, etc), escoja la que más se adecua a sus preferencias y prepárese para vivir una experiencia que recordará por siempre.

Dependiendo de la temporada del año y del día de la semana es probable que haya mayor o menor densidad de gente en el banco de arena (los domingos son los días donde la mayor cantidad de locales van a Stigray City a pasar la tarde mientras comen y beben en sus barcos). Si prefiere tener a todas las rayas para usted, es recomendable bien temprano por la mañana, donde no hay muchas embarcaciones en Stingray City.

La navegación parte del dock y comienza su viaje hacia Stingray City. Son aproximadamente 35 minutos de navegación donde uno va dejando la isla a sus espaldas y comienza a sumergirse mar adentro en búsqueda de un espectáculo único. Cercano a la llegada el capitán para el barco y da sus recomendaciones y explicaciones sobre el comportamiento de las rayas, los cuidados que hay que tener y las medidas de seguridad preventivas para que todos disfruten de la actividad.

Mientras el Capitán habla puede notar que el color del agua cambia, pasando del azul intenso a un celeste límpido y transparente donde comienzan a aparecer unas “manchas oscuras” en el agua que son fácilmente confundible con rocas. Cuando uno logra realizar foco en su visión nota que el tamaño de esas “manchas” es muy grande y que poseen una cola que es aproximadamente dos veces el tamaño dela raya. La primera impresión es fuerte y uno tarda un tiempo en acostumbrarse y tomar el coraje suficiente para meterse en el agua y disfrutar de la aventura.

Los más aventureros o en búsqueda de fuertes emociones son los primeros que sentirán al agua. La altura del agua es a la cintura, por lo que uno puede estar tranquilamente de pie mientras que las rayas comienzan a husmear quién, de todos los que bajaron a visitarles poseen alimento. Una vez identificado quién les dará de comer las rayas se agrupan y comienzan a “empujar” a la persona que posee el alimento para que les den de comer. Una vez quitado el alimento siguen paseando alrededor del grupo a la espera de más.

Una vez que toma la decisión de meterse en el mar verá que las amigables rayas nadarán cerca suyo dándole la bienvenida a su hábitat natural. Las rayas no se acercan a quienes no tienen alimento, por lo que si quiere disfrutar de la actividad de manera más pasiva, recomendamos bajar de la embarcación sin alimento y dedicarse a observar de cerca el nado y el comportamiento de las rayas. Es increíble meter la cabeza bajo el agua con antiparras y ver nadar las rayas al ras de la arena a escasos centímetros de uno en mar abierto y en su hábitat.

El paseo le permite estar parado en medio del mar Caribe sobre un banco de arena donde docenas de inofensivas rayas dejan que usted las tome o las acaricie como si fueran mascotas mientras pasean alrededor suyo. Este invaluable recuerdo lo acompañará por siempre, tal como cada minuto vivido en las Cayman Islands.

Las empresas que ofrecen la excursión a Stingray City generalmente la combinan con una, dos o tres paradas para realizar snorkel en diferentes puntos estratégicos. También  se combina Stingray City con la Playa Rum Point, donde puede comer o tomar algo mientras disfruta de la playa hasta que lo pasan a buscar nuevamente para llevarlo al hotel.

Las empresas proveen el equipamiento necesario a bordo y no tendrá que preocuparse por llevar equipos.  Hay empresas que Es recomendable llevar a la excursión, anteojos solares, protector solar y toallas.

Hints and Tips

Consejosy sugerencias

  • Nadar con Manta Rayas es,sin duda, la “experiencia estrella” de las Cayman Islands,  se puede realizar en grupos de hasta 30 personas y es para toda la familia. El mejor horario para disfrutar esta excursión es por la mañana!